Los 24 libros que nos contaron el futuro antes de tiempo

Las páginas de maravillosas obras de ficción acuñadas hace décadas o siglos nos revelan un espíritu visionario, cientos de sorprendentes descubrimientos y avances científicos e incluso aterradoras distopías hoy hechas carne y hueso. ¿Te atreves a conocerlas?

Coincidencia, habilidades sobrenaturales o una mente privilegiada son algunas causas atribuidas a autores que, anticipándose de forma salvaje a su tiempo, llevaron a la ficción lo que mucho tiempo después se convertiría en realidad, desde la llegada de la automatización a la aparición de las tarjetas de crédito, la posibilidad de la fecundación in vitro o los mensajes dibujados por aviones en el cielo.

Echando la vista atrás, en Los viajes de Gulliver se hablaba premonitoriamente de las dos lunas de Marte, hecho que en 1872 se comprobaría con sus satélites Fobos y Deimos. Mientras, entre las páginas de Julio Verne hallamos de forma anticipada, casi mágica, inigualables hallazgos posteriores como la invención del submarino eléctrico o la primera vez que pusimos un pie en la luna, 103 años después de la obra, con la misión espacial Apolo.

Wells se imaginó a finales del siglo XIX las puertas automáticas hoy en día tan comunes en las grandes superficies, así como los mensajes de voz o los tanques de guerra que sentarían precedente desde la Primera Guerra Mundial. Eso no es todo: una novela de detectives anticipó el polígrafo, Gernsback predijo el uso de la energía solar casi 70 años antes y Ray Bradbury auguró een Fahrenheit 451 la posibilidad de emplear auriculares internos.

Los ejemplos se cuentan a patadas: Arthur Clarke se anticipó a los videojuegos de realidad virtual y al turismo espacial, ¡incluso John Brunner pensó la Unión Europea un cuarto de siglo antes! Ray Kurweil, en “La era de las máquinas inteligentes” nos hizo de vidente al escribir que un ordenador derrotaría al mejor ajedrecista del mundo. Solamente unos años después, Deep Blue de IBM se alzaba como campeón del mundo sobre el tablero.

En el lado más negativo -y escalofriante- del espectro, H.G Wells ya habló en su novela de la bomba atómica, treinta años antes de su primer uso, mientras que el lúcido Aldous Huxley sugirió que las drogas antidepresivas hallarían buen lugar entre nosotros y que la ingeniería genética calaría hondo. Mientras, el Gran Hermano del 1984 de George Orwell no pintaba peor que el control actual a través de Internet, las redes sociales o los dispositivos conectados.

Si quieres conocer las predicciones que vieron la luz entre las páginas de ficción, los años que pasaron hasta el actual descubrimiento y cómo estos se materializaron, no te pierdas la siguiente infografía, cortesía de Printeriks.

Escrito por Andrea Núñez-Torrón Stock