La difusión orgánica en Facebook, una preocupación creciente para los medios de comunicación

El sector del periodismo y los medios de comunicación tiene una preocupación principal: la influencia de los gigantes tecnológicos, como Facebook o Google, según el estudio anual de Reuters. Para muchas publicaciones, el tráfico que proviene de estos dos gigantes es esencial, por lo que los cambios en sus algoritmos pueden poner en peligro sus visitas y, en consecuencia, sus ingresos.

Adglow, empresa especialiada en redes sociales, ha querido, por todo ello, analizar el progresivo aumento de su influencia y cómo gestionarla. Tan solo un 7% de los 194 líderes mundiales del sector que han participado en el estudio ha declarado estar poco preocupado por el poder de las tecnológicas. Según Sergio Rodríguez, jefe de innovación digital y transformación de El Mundo, lo más preocupante es “el share del mercado de la publicidad que tienen las grandes plataformas, y la falta de alternativas a ellas”.

El que provoca más temor, además, es Facebook, temor producido, en gran parte, por la compra de plataformas como WhatsApp e Instagram, lo que provoca que el 80% de la población acceda a uno de sus servicios al menos una vez por semana, según Digital News Report. Es más, según datos de Parse.ly, Facebook superó en 2015 a Google como fuente de tráfico más importante, siendo el responsable del 43% de las visitas a los medios frente al 38% de Google. Y los cambios recientes en la plataforma han generado todavía más preocupación en torno a la difusión del contenido orgánico.

Las fake news y la injerencia en las elecciones estadounidenses de 2016 y en el referéndum para el Brexit han provocado que Facebook dé un paso adelante, dando prioridad en su newsfeed al contenido de amigos y familiares y restando exposición a marcas y medios. Según Matt Navarra, profesional del sector, “en 2018, el newsfeed de Facebook dejará de ser una fiesta gratuita: solo entrarán los invitados que paguen entrada”.

Por otro lado, los medios y marcas también han debido enfrentarse a la disminución de ingresos procedentes de los tradicionales anuncios display, en parte por culta de los AdBlockers, utilizados ya por más de la mitad de los usuarios de internet en Asia. Según Reuters, el 62% de los profesionales del sector cree que los anuncios display perderán relevancia. Es más, un 10% opina que desaparecerán por completo.

El centro de la atención pasará a ser el mobile, a pesar de que las ventas de smartphones tan solo aumentaron un 3% el pasado año, pero la dependencia ha aumentado, ofreciendo cada vez información más rápida, inteligente e intuitiva. Otro estudio elaborado por Reuters realizado en 36 países mostró que el 46% de los usuarios leían noticias desde la cama e incluso un 32% lo hacía desde el baño. Todo ello está influyendo en las decisiones de compra de los usuarios y la importancia de elementos como notificaciones y alertas cobrarán todavía más importancia en 2018. De hecho, algunos medios ya envían más de 10 notificaciones diarias a sus usuarios y una proporción cada vez más alta de noticias no urgentes o de última hora.

Vía: Marketing Directo