La clave para pagar tus deudas está en eliminar estos 5 hábitos

Para pagar tus deudas necesitas disciplina y lo mejor es hacerlo cuanto antes, nadie va a saldarlas por ti ni van desaparecer; es más, van a incrementar. Hoy te revelamos una serie de hábitos que deberás eliminar para poder pagar tus deudas.

Tener deudas no solo es estresante, también te saldrá caro a la larga. No obstante, a veces es inevitable tener que pedir un préstamo, la clave es devolverlo a tiempo y de manera organizada.

Para saldar tus deudas lo primero que necesitas es disciplina. Es muy fácil gastar dinero que no sale directamente de tu bolsillo, no obstante debes mentalizarte de que no se trata de un regalo, sino parte de tus propios ingresos que te adelantan.

Hoy te revelamos una serie de hábitos que deberías eliminar si quieres pagar tus deudas. Sin duda el esfuerzo merecerá la pena cuando no te encuentres en números rojos al final de cada mes.

  • Pagar lo mínimo: Esto es un error. Cada mes deberías devolverle la cantidad entera que le debes a la entidad emisora del crédito. Organízate para hacer transferencias automáticas cada mes y olvidarte de ello.
  • Compararte con los demás: No vivas por encima de tus posibilidades por el mero hecho de que lo hagan los demás. Es muy fácil querer comprarse los mismos productos que tus amigos, irte de vacaciones a los mismos sitios y vivir en la misma zona pero, como bien dicen, las comparaciones son odiosas y al final te saldrán caras. Una buena táctica para evitar que esto ocurra es alejarte de las redes sociales, donde solo vemos el lado lujoso de la vida de los demás. Céntrate en tu vida y deja de prestar atención al resto.
  • Ignorar la deuda: Se claro y sincero contigo mismo: tienes deudas y es tu responsabilidad pagarlas. Una vez que asumas que nadie va a hacerlo por ti podrás empezar a abordar el reto y tomártelo en serio. Es algo que haces por ti y tu bienestar, no intentes engañarte para sentirte mejor a corto plazo.
  • Comer fuera: Intenta organizarte para comer fuera lo mínimo posible. Una cosa es darte un capricho el fin de semana y otra muy distinta es caer en la tentación de comer fuera todos los días laborales por el mero hecho de que es muy cómodo. Acostúmbrate a planear tu menú semanal con antelación y a preparar la comida el domingo para tener todo preparado en la nevera cada día, cuando tienes el estómago vacío buscarás la solución más inmediata que requiera menos esfuerzo.
  • Usar tu tarjeta de crédito: Si tienes serios problemas para pagar tus deudas, o acostumbras a gastar más dinero de lo que tienes, deja de usar tu tarjeta de crédito y pásate al efectivo. Un método muy bueno para ahorrar es el de los 6 sobres: cada semana divides tus gastos en categorías (supermercado, ocio, transporte…) y después calculas cuánto dinero necesitarás para cada uno de ellos. Saca el dinero en efectivo y mételo a los sobres, cuando se agote ya no habrá más así que tendrás un mayor control.

Vía | CNBC