Este sencillo truco de Mindfulness te ayuda a aliviar tu ansiedad de inmediato

Conocido como “5-4-3-2-1” , esta sencilla práctica de Mindfulness te ayudará a controlar la ansiedad de manera eficaz e inmediata a través de tus sentidos. Se trata de romper con la corriente de pensamiento negativo y concentrarse en el presente.

La ansiedad es uno de los mecanismos a través de los cuales nuestro organismo nos mantiene alerta. Desde la amigdala, en el cerebro, se manda la información al resto del cuerpo y los músculos se tensan, la respiración se incrementa y el ritmo se acelera.

Gracias a esto podríamos prepararnos para escapar de un peligro o enfrentarnos a él. El problema surge cuando la ansiedad se vuelve patológica. Es decir, cuando deja de ser un elemento puntual de una situación de riesgo y se convierte en un estado permanente de persona.

En un estudio reciente de ansiedad en España realizado por la OCU, los resultados reflejan que el 57% de la población cree haber tenido problemas de ansiedad alguna vez en su vida.

Y es que este estado mental de permanente excitación y estrés se ha convertido en el problema de salud mental más citado por los españoles, según informa la OMS.

Cuando la ansiedad amenaza nuestra tranquilidad puede ser difícil permanecer estables y afrontarla.

Entre sus consecuencias, la ansiedad se manifiesta a través de inquietud motora, hiperactividad, movimientos repetitivos, dificultades para la comunicación, evitación de situaciones temidas e incluso consumo de sustancias de manera anormal alcohol, comida, tabaco…

Para ayudarnos a estar bajo control cuando sentimos que la ansiedad se apodera de nosotros existe un sencillo truco que numerosos psicólogos utilizan para liberar a nuestro cerebro de esa situación de estrés.

Esta herramienta contra la ansiedad se trata de una técnica de mindfulness que tiene el potencial de ayudar a nuestra mente a volver al momento presente y liberar la tensión.

Conocido por el nombre “5-4-3-2-1” este método contra la ansiedad es realmente simple pero eficaz para recuperar el control de la mente cuando sentimos que esta va a perder el equilibrio.

El truco nos ayuda a regresar al presente y abandonar el estado de ansiedad,confiando en nuestros cinco sentidos: vista, sonido, tacto, olfato y gusto.

El primer paso consiste en mirar a tu alrededor e identificar cinco cosas que puedas ver en ese momento.

A continuación, debes referir cuatro cosas que puedas escuchar, y una vez identificadas, tres cosas que puedas sentir, que pueden ser desde los pies en los zapatos hasta un anillo en el dedo.

Tras haberte concentrado en lo que sientes, deberás entonces reconocer dos cosas que puedas oler en ese instante.

Y finalmente, una cosa que puedes ser capaz de saborear en ese momento, que puede ser tu lengua o tu propia saliva, siempre que puedas identificar sabores.

Los pasos se pueden hacer rápidamente,  y como ves son extremadamente sencillos. Pero a pesar de su simpleza, la efectividad de la herramienta frente a la ansiedad ha sido ampliamente respaldada.

Ellen Hendriksen, psicóloga clínica del Centro de Ansiedad y Trastornos Relacionados de la Universidad de Boston, dijo a Vice“Focalizar la atención sobre nuestros sentidos nos sitúa en el presente, mientras que identificar los elementos a través de los sentidos interrumpe el giro de nuestros pensamientos”.

El truco, que se basa en la conciencia sensorial, tiene sus raíces en la Atención Plena o Mindfulness y, aparte de la ansiedad, puede ayudar a tratar la depresión, los trastornos de adicción, reducir la presión arterial y aliviar el estrés, según elHelpguide.org de la Universidad de Harvard.

De esta forma, la próxima vez que te sientas atacado por una sensación de ansiedad,  concéntrate en lo que puedes ver, sentir y tocar e ignora las inseguridades que dicta tu mente. Se trata de concentrarte en el ahora y evitar los patrones de pensamiento poco saludables.

Escrito por Cristina Fernández Esteban