Cómo elaborar un plan de ahorro para tu jubilación

Si tienes más de 30 años también deberías tener un plan de ahorro para tu jubilación, cuanto antes empieces mejor. Por ello, hoy te revelamos las claves para empezar a ahorrar para tal fin, independientemente de tu nivel de ingresos.

A partir de los 30 años ya deberías estar ahorrando para tu jubilación. No obstante, ni siquiera la mitad de los individuos de la generación X – nacidos entre 1965 y 1979 – tienen un plan de ahorros para tal fin, y ya ni hablar de los millennials.

Si crees que tienes toda tu carrera profesional por delante y que tu prioridad actualmente es ahorrar para poder comprarte un coche o una casa estás bastante equivocado. Para empezar, ambas metas financieras no son incompatibles, y cuanto antes empieces a invertir dinero en tu futuro más fácil será.

Por ello, hoy te revelamos los dos pasos clave para elaborar un plan financiero para ahorrar para tu jubilación, independientemente de tu nivel de ingresos.

  • Fija una meta: Lo primero que debes hacer es decidir cuánto dinero quieres ahorrar para tu jubilación. Para ello, tendrás que establecer qué nivel de vida quieres tener cuando dejes de trabajar, y en qué quieres invertir tu tiempo libre:¿viajarás? ¿tendrás nuevos hobbies? Así, tendrás que estimar cuáles serán tus gastos mensuales. Puedes usar este Excel para calcular cuánto deberías estar ahorrando cada mes para tu jubilación en base a tus ingresos mensuales y los objetivos mencionados anteriormente.
  • Escoge bien la cuenta en la que inviertas tus ahorros para la jubilación: Esto es lo segundo más importante, además de ahorrar tu objetivo es que ese dinero te de rentabilidad. Debes estudiar las distintas opciones que te ofrezca tu banco y otras entidades, así como valorar los pros y contras de los planes de pensiones. Puede que te interese más optar por un plan de pensiones si empiezas a ahorrar más mayor, ya que el riesgo es menor. No obstante, si aún eres joven muchas asociaciones de protección al consumidor, como la OCU,recomiendan invertir tu dinero en una cartera diversificada a largo plazo, cuyo objetivo es ofrecer el máximo rendimiento y reducir al mínimo el riesgo. Entre las ventajas principales encontramos mayor rentabilidad y menos impuestos y comisiones que un plan de pensiones.

Vía | The balance