7 cosas que jamás pensaste que se podrían alquilar

Te mostramos 7 cosas que nunca imaginarías que se pudieran alquilar: desde tu ropa, pasando por “amigos”, hasta todo tipo de obras de arte. ¿Quién sabe si estás perdiendo la oportunidad de negocio de tu vida?

 Los millennials están transformando el mundo a golpe de click. La sociedad de consumo tal y como la conocemos está mutando en el modelo consumo colaborativo. Comprar, usar y tirar es cosa del pasado, ahora lo que se lleva es compartir.

El alquiler de coches, casas o trasteros a particulares se ha popularizado a través de la emergencia de las plataformas de economía colaborativa propiciadas por internet.

Además, la crisis ha agudizado el ingenio de mucha gente que ha necesitado rentabilizar todos sus bienes para obtener unos ingresos.

Por raro que pueda parecer, estas son las 7 cosas que pensabas que no podías alquilar.

Una terraza en medio de una gran ciudad para organizar una fiesta

El cine y los videoclips han puesto de moda las terrazas como el escenario ideal para una fiesta. La plataforma Atiko permite alquilar cubiertas privadas en Madrid, Barcelona y Sevilla a partir de 60 euros por un periodo de tiempo medio de unas 6 horas. “Las azoteas más buscadas son las que tienen barbacoa, buenas vistas y una capacidad mínima para 15 personas”, de acuerdo con un artículo de El País.

Los principales usuarios las alquilan para cumpleaños, fiestas con amigos, reuniones familiares o de trabajo, barbacoas o para rodar escenas de cine o de videoclips. Para ello deben introducir el lugar, la fecha y el número de invitados. Aparecen una serie de opciones cuyo precio está determinado por cada anfitrión y cubre el horario indicado de la terraza.

Un dromedario para rodar un anuncio o un leon para una despedida de soltero

En Japón existe la posibilidad de ser dueño de una mascota temporalmente. Para ello se han ideado un tipo de bares en los que se alquilan perros y gatos por horas. En España todavía no hemos llegado a ese punto pero sí se puede alquilar todo tipo de animales domésticos y salvajes para diferentes clases de eventos – como fiestas, bodas, convenciones –, rodajes de cine y televisión.

Una plaza de parking para ganar dinero mientras estás en el trabajo

Aparcar en una ciudad como Valencia en plenas Fallas puede ser misión imposible. Por ello, plataformas como Parkfy o Parclick, nos pueden dar la solución a nuestros problemas.

El dueño de una plaza de garaje la pone en alquiler por días o para la rutina, el cliente reserva varias plazas y espera a que uno de los dueños acepte y, tras ello, se pone de acuerdo con el arrendatario para recoger y entregar las llaves del parking.

Una guitarra eléctrica para aprender a tocar

Un pack de estudio de grabación por 30 euros, un piano de cola Yamaha por 180 o una eléctrica Gibson por 75 son algunos de los instrumentos y equipamiento para hacer música que se pueden encontrar en la plataforma de alquiler Relendo. No es necesario ser rico para sonar como Jimmy Hendrix por un día, aunque haya cosas que el dinero no puede alquilar, como el talento.

Una obra de arte por horas

Tampoco podemos comprar la capacidad para pintar como Andy Warhol, pero sí que es posible alquilar una obra de arte y disfrutar del goce estético en nuestra casa u oficina sin realizar el desembolso que supondría su compra.

El cajón del arteCentro Meca o Cuadros Rent son algunas de las plataformas comerciales que ofrecen este servicio.

También puedes alquilar ropa para renovar tu armario cada mes

Para algunos la moda también es un arte. Alquilar trajes para ocasiones especiales no es nada nuevo, lo que supone un avance son las llamadas bibliotecas de ropa. 

Esta propuesta combina el fashionismo con la ecología y copia el modelo de los Países Bajos y Escandinavia. En la Ropateca de Barcelona los socios pagan una cuota mensual de 35 euros al mes, lo cual les permite renovar su armario con unas 3 o 4 prendas por semana. 

Amigos

A veces la realidad supera a la ficción propuesta por la distópica serie Black Mirror. Según un dicho popular, hay cosas que el dinero no se puede comprar, y una de ellas es la amistad. Sin embargo, para algunas personas las relaciones son una transacción en la que ofreces algo a cambio de una recompensa. Esta misma línea de reflexión ha amparado el nacimiento de un nuevo negocio: el alquiler de amistad por horas.

Estos “amigos” ofrecen planes entretenidos a cambio de unos cuantos euros. Se pueden alquilar a través de las páginas Rent a friend o Rent a local friend, en las que el usuario introduce la localización, las fechas e incluso puede escoger idioma e intereses. Tras cada servicio, los “amigos” reciben una calificación.

Escrito por Redacción TICbeat

0 comments on “7 cosas que jamás pensaste que se podrían alquilarAdd yours →

Deja un comentario